El Centro presta el servicio de Comedor Escolar desde el curso 2010-2011, curso de inauguración de nuestro Centro.

La gestión del comedor corre a cargo de La Consejería de Educación y Cultura y  por el catering, desde octubre, "SERUNIÓN", que además de la elaboración de la comida, en línea fría, contrata el personal que atiende a este servicio complementario.

El número de plazas ofertadas por la Consejería, actualmente,  es de 90, aunque el número de usuarios oscila entre 140 a 145.

A las 14,00 horas las monitoras del Servicio de comedor escolar recogen a los alumnos y alumnas en el vestíbulo del Centro y en la primera planta y los acompañan  hasta el comedor.

Las familias recogen al alumnado en horario de 15:00 a 15:30 horas si no asisten a las Actividades Formativas Complementarias. Si lo hacen, las monitoras acompanan a l@s niñ@s a dichas actividades, que comienzan a las 16:00 horas. 

Todos los alumnos y alumnas matriculados en el Centro podrán solicitar el servicio de Comedor Escolar hasta el límite de las plazas.  El coste diario de dicho servicio correrá a cargo de los usuarios del mismo, exceptuando el alumnado con derecho a gratuidad.

MONITORAS DEL COMEDOR

Silvia Marianela Majano Méndez

Eva Mª Corado Muñoz

Mª de los Ángeles Rodríguez Espinosa

Tomasa Rodríguez Espinosa

 Juliana Flores Atanasio

María Muñoz Cruz

María Begoña Sánchez Caldera

COCINERA DEL COMEDOR

Martina González Fernández

 AYUDANTE DE COCINERA DEL COMEDOR

María Mercedes Garrido Montero

 

GUARDIAS DE COMEDOR

Estas guardias las realizan monitores contratados por la empresa adjudicataria del servicio de comedor, según la instrucción 1/2012. Actualmente el comedor cuenta con noventa usuarios por lo que el número de monitoras es de siete más una cocinera y una ayudante de cocina. Las guardias se llevan a cabo desde las 14:00 hasta las 16 horas. Serán funciones del personal de vigilancia:

-Anunciar la salida y entrada al comedor.

-Vigilancia efectiva y responsable tanto del periodo de la comida como del anterior y el posterior a la misma. Al aumentar considerablemente el número de alumnos de educación infantil, y precisar éstos de una atención individual (servir, cortar y ayudar a comer), los monitores deberán prestar una atención especial a este alumnado.